“Internet-de-las-Cosas”: un abrebocas

Posted on 6 de diciembre de 2014

0


“Internet-de-las-Cosas”: un abrebocas

Con información de El Columnero

 

“Internet-de-las-Cosas”: un abrebocas

“Internet-de-las-Cosas”: un abrebocas

Ilustremos el Internet-de-las-Cosas con un ejemplo de la vida real.  El año 2007 un puente colapsó en Minnesota, provocando la muerte a muchas personas, y esto se debió a que las placas de acero no eran las adecuadas a la carga que pasaba por el puente.  En la reconstrucción de los puentes se puede:

  • Utilizar cemento “inteligente”, un cemento equipado con sensores para monitorear las tensiones, las grietas y las deformaciones.  Este cemento alertará sobre los problemas antes que ocurra una catástrofe.
  • Los mismos sensores en el concreto detectaran si hay hielo o una lluvia o un viento muy fuerte sobre el puente y podrán comunicar la información a los carros.
  • Una vez que el carro sepa sobre el peligro podrá informar al conductor para que disminuya la velocidad, y si este no lo hace caso el vehículo tomará control y lo hará.  Los sensores en el puente se conectan al carro y de esta manera se está convirtiendo la información en acción.
  • Si además la ciudad es “inteligente”, se puede optimizar el flujo de tráfico y en lugar de tener semáforos con temporizadores fijos, tendremos “semáforos inteligentes” que responden a cambios en el flujo del tráfico.
  • Las condiciones del tráfico y de las vías se transmitirán a los conductores, permitiendo respuestas móviles en tiempo real…  y esto se puede extender más y más!!!

Internet de-las-cosas

Lo anteriormente descrito es una muestra de “Internet-de-las-Cosas” y de todas las múltiples tendencias tecnológicas que están ocurriendo hoy en día, la que probablemente tendrá de mayor impacto en nuestra forma de vivir será precisamente el Internet-de-las-Cosas.  Esta será la que generará más disrupciones y como consecuencia también el mayor número de oportunidades para muchos en los próximos cinco años.  Identificando los elementos más importantes del “Internet-de-las-Cosas” podemos indicar que:

  • Gira alrededor del incremento de la comunicación “Máquina-a-Máquina” (M2M).   Este concepto de M2M se desarrollara en mayor detalle más adelante en el artículo.
  • Se construye sobre la Nube y sobre redes de sensores recolectores de data; es móvil, virtual y de conexión instantánea.
  • Dicen que en nuestra vida cotidiana hará “inteligente” a todo, desde los postes de iluminación hasta los vehículos.
  • Cuando la “Tecnología Vestible” utiliza sensores se convierte en un sub-conjunto de “Internet de las Cosas”.
  • Sectores donde se aplica Máquina-a-Máquina (M2M) incluyen:  el Hogar, la Atención de la Salud, los Edificios, Manufactura, Automotriz & Transporte, la Cadena de Suministro, Detal, el Servicio de Campo, los Servicios Públicos, Seguridad y Vigilancia, el Monitoreo Ambiental, Agricultura y el mundo Militar.

Sensores

Cuando hablamos de máquinas “inteligentes”, realmente nos referimos a sensores.  El sensor propio no es una máquina, no hace nada en el sentido de lo que hace una máquina.  Un sensor mide, evalúa, realmente recolecta data. El Internet-de-las-Cosas se conforma al conectar sensores y máquinas.  El valor real del Internet-de-las-Cosas está en la intersección de la recolección de la data y la potenciación de esa data.  Esa información recolectada no tiene ningún valor si no se dispone de la infraestructura para analizarla en tiempo real.  Así llegamos a :

  • Sensores monitoreando y haciendo seguimiento a todo tipo de data.
  • Apps en la Nube traduciendo esa data en inteligencia útil y transmitiéndola a máquinas en tierra habilitando de esa manera respuestas móviles en tiempo real.
  • A medida que las “cosas-pasan-a-ser-inteligentes” se está creando el motor para la aparición de nuevos productos y servicios

Algunas estadísticas

Antes de entrar en mayores detalles del “Internet-de-las-Cosas” es conveniente tratar de calibrar la magnitud de esta transformación con información proveniente de varias encuestas y empresas consultoras:

  • Gartner predijo en Diciembre 2013 que “Internet-de-las Cosas” incluirá 26 mil millones de unidades para el año 2020.  Los productos y servicios de “Internet-de-las Cosas” generaran una venta incremental mayor a US$300 mil millones, principalmente en servicios, para el 2017.  Eso resultará en una adición de valor económico de US$179 billones (millones de millones) a través de ventas en los distintos mercados.
  • IDC en Febrero 2014, indica:  Analizando el mercado de componentes, procesos y soporte de TI para el “Internet-de-las Cosas” se espera que la venta de esta tecnología se expanda de US$4.800 millones en 2012 a US$7.300 billones con un crecimiento anual compuesto de 8,8%, donde la mayor oportunidad inicialmente se presenta en las industrias de consumo masivo, manufactura discreta y gobierno.
  • Forrester, en Octubre 2014:  El impulso parece fuerte, ya que el 15% de las empresas encuestadas a través del globo ya tienen soluciones de “Internet-de-las Cosas” implementadas, 53% planifican implementar en los próximos 24 meses y otro 14% dentro del período 2-5 años.  En la industria, el Transporte y Logística ya el 21% tienen soluciones funcionando y en “Atención a la salud” solo el 3%.

Patrones de transferencia

Es importante mencionar que los términos Internet-de-las-Cosas y Máquina-a-Máquina (M2M) se utilizan frecuentemente en forma intercambiable.  Otro punto que conviene realzar es que los patrones de transferencia de datos de Internet-de-las-Cosas son fundamentalmente diferentes al Internet clásico (Humano-a-Humano).  Las comunicaciones Máquina-a-Máquina manejan nodos en orden de magnitud muy superiores al Internet clásico, la mayoría de las cuales crean tráfico de banda-baja y con tendencia principalmente de carga.  Muchas aplicaciones Máquina-a-Máquina necesitaran entregar y procesar información en tiempo real o casi-tiempo-real y muchos nodos serán de muy baja potencia o con dispositivos auto-alimentados.

La taxonomía de “Internet de las Cosas” – “Máquina a Máquina”

Cosas

Cosas en el “Internet-de-las Cosas” o máquinas en el “Máquina-a-Máquina” son entidades físicas cuya identidad y estado se pueden transmitir a una infraestructura de TI conectada a Internet.   En la práctica, cualquier “cosa” a la que se pueda adherir o fijar un sensor califica para el “Internet-de-las-Cosas”.

Sensores

Son los componentes que coleccionan y/o diseminan data.  Puede tratarse de data de ubicación, altitud, velocidad, temperatura, iluminación, movimiento, potencia, humedad, calidad del aire, etc.  Estos sensores raramente son computadores, aun cuando pueden contener muchos de los mismos elementos (procesador, memoria, almacenamiento, entradas y salidas, sistema operativo, software).  El elemento clave es que los sensores son cada vez más económicos y se pueden conectar con Internet o a dispositivos conectados asu vez a Internet.

Comms (Area-Local)

Todos los sensores requieren algún medio para enviar data al mundo externo.  Hoy existen múltiples tecnologías de corto-rango, área local o Wireless disponibles (usando RFIDNFC,Wi-Fi,Bluetooth [incluyendo Bluetooth Low Energy]XBeeZigbeeZ-Wave y Wireless M-Bus. También hay variadas opciones para conexiones cableadas incluyendo Ethernet,HomePlugHomePNA,HomeGrid/G.hn y LonWorks.

Comms (Area-Ancha)

Para cobertura de área ancha o de largo alcance existen redes móviles usando por ejemplo GSM, GPRS, 3G, LTE or WiMAX o a través de conexiones satelitales.  También hay nuevas redes inalámbricas como SIGFOX y el espacio blanco para TV NeuNET que están ofreciendo conectividad Máquina-a-Máquina.  Asimismo, “Cosas” fijas pueden usar Ethernet o líneas telefónicas para conexiones de banda ancha.

Servidor (en sitio)

Algunos tipos de instalaciones Máquina-a-Máquina requieren un servidor local (por ejemplo en una casa o en una oficina inteligente) que se usa para recolectar y analizar data – en tiempo real o por episodios- desde activos en la red local.  Normalmente este servidor se conecta con servicios en la Nube.

Dispositivo local de escaneo

“Cosas” con sensores de corto rango frecuentemente se ubican en áreas restringidas pero no permanentemente conectadas a una red local (ejemplos serían ganado marcado con un dispositivo RFID o clientes con tarjetas de crédito en un centro comercial).  En estos casos los dispositivos locales de escaneo extraen data y la retransmiten para su procesamiento.

Almacenamiento & Analíticos

El “Internet-de-las-Cosas” generará más data que el Internet clásico.  Por ello se requerirá capacidad capacidad de procesamiento y almacenamiento en forma masiva y escalable, los cuales generalmente residirán en la Nube.  Desde allí se podrá disponer de Analíticos y se podrá relacionarlos con los procesos de las líneas de negocios como relaciones con el cliente, facturación, soporte técnico, etc.

Servicios al usuario

Sub-conjuntos de la data y del análisis de “Internet-de-las-Cosas” estarán disponibles para usuarios o suscritores, que se espera sean fácilmente accesibles a través de interfaces en un cliente seguro. AEVL/2014