Enlaces de láser y radio conectan internet de forma inalámbrica

Posted on 3 de diciembre de 2014

0


Enlaces de láser y radio conectan internet de forma inalámbrica

El dispositivo tiene el tamaño de una mesa y genera una conexión de 10 kilómetros de alcance.

Con información de Technology Review.

Enlaces de láser y radio conectan internet de forma inalámbrica

Enlaces de láser y radio conectan internet de forma inalámbrica

El dispositivo de AOptix transmite datos usando transmisores infrarrojos y de radio al mismo tiempo.

El auge de los servicios de wifi y de datos móviles ha hecho que el acceso a internet sea más cómodo y omnipresente. Ahora parece que parte de los datos de la red de retorno de alta velocidad de los servicios de internet también van a ser inalámbricos.

Tres de los principales proveedores de internet de Estados Unidos están probando una tecnología que usa radio paralela y enlaces láser para transmitir los datos por el aire a alta velocidad en saltos inalámbricos de hasta 10 kilómetros. También la está probando un proveedor de telecomunicaciones en México y está sirviendo para crear la infraestructura de internet de Nigeria, un país que se conectó a un cable submarino de gran capacidad de Europa el año pasado.

La empresa que hay detrás de la tecnología, AOptix, lo vende como una alternativa más barata y práctica a tender nuevos cables de fibra óptica. Los proyectos que implican cavar canalizaciones en zonas urbanas se enfrentan a importantes retos burocráticos y físicos.

Mientras, muchas zonas rurales y los países en desarrollo no cuentan con la infraestructura necesaria para instalar fibra, según el vicepresidente sénior de Productos y Tecnología de AOptix, Chandra Pusarla. Y afirma que una forma más rápida de instalar más capacidad es usar las torres de transmisión inalámbrica de su empresa para transmitir datos a dos gigabits por segundo.

Pusarla explica que el servicio es especialmente atractivo para los proveedores de datos inalámbricos, cuyos clientes demandan cada vez más datos móviles. Ahora mismo muchos proveedores de Estados Unidos están metidos en una carrera para instalar fibra que sustituya los cables de cobre que siguen uniendo aproximadamente a la mitad de las torres móviles, afirma Pusarla, pero el progreso es lento y caro. En los suburbios de la ciudad de Nueva York (EEUU), el coste de instalar un único kilómetro nuevo de fibra nueva puede alcanzar los 800.000 dólares (unos 640.000 euros), explica.

La tecnología de AOptix tiene la forma de una caja aproximadamente del tamaño de una mesita de centro por la que se asoma un láser infrarrojo desde una ventanita en el frente, junto con una radio de ondas milimétricas. Las dos tecnologías crean un enlace inalámbrico con una caja idéntica colocada a una distancia de hasta 10 kilómetros. Se puede enlazar toda una serie de conexiones de este tipo para crear un enlace final de la longitud que se desee.

AOptix ha unido los enlaces láser y de radio en el mismo equipo para compensar la debilidad inherente a cualquiera de las dos tecnologías si se usan por sí solas. La niebla bloquea los rayos láser, mientras que la lluvia absorbe las señales de radio de onda milimétrica. Transmitir los datos simultáneamente a través de los dos sistemas proporciona una redundancia que permite a un enlace AOptix garantizar dos gigabits por segundo de transmisión, con menos de 5 minutos de desconexión al año, sean cuales sean las condiciones atmosféricas, explica Pusarla.

Una conexión de fibra media puede llegar a ser 10 veces o más rápido que estas cifras, debido a las limitaciones del enlace de radio. Pero AOptix afirma que la comodidad de su tecnología lo compensa, y que se podría aumentar a cuatro gigabits o más en el futuro.

Los equipos de radio y de láser que hay dentro de un dispositivo AOptix se pueden mover automáticamente para contrarrestar el movimiento de una torre de antena provocado por el viento. En un principio AOptix desarrolló su tecnología láser para el Pentágono, diseñando sistemas que guían activamente los haces láser para mantener los datos en movimiento entre estaciones en tierra, drones y cazas.

Pusarla no quiso revelar el nombre de los tres operadores estadounidenses que han estado probando la tecnología de AOptix a lo largo del último año, ni tampoco el de su cliente nigeriano.

Otros de estos primeros clientes están siendo más abiertos. La empresa de telecomunicaciones mexicana Car-sa acaba de poner en funcionamiento los primeros enlaces de los que piensa usar para enlazar torres de antenas móviles para proporcionar internet a clientes empresariales. Y antes de que acabe este año, Anova Technologies, una empresa de redes especializada en la industria financiera, usará la tecnología de AOptix en Nueva Jersey (EEUU) para ganar nanosegundos en el tiempo que tardan los datos en viajar entre los ordenadores del Nasdaq y la Bolsa de Nueva York.