Mozilla: “La Web no es una provincia de nadie”

Posted on 17 de noviembre de 2014

0


Mozilla: “La Web no es una provincia de nadie” 

 

Con Información de La Nación

Mozilla: "La Web no es una provincia de nadie"

Mozilla: “La Web no es una provincia de nadie”

 

Fue, 2004, un año clave para la tecnología digital. El 4 de febrero nació Facebook. En abril lanzaron Gmail y su creadora, Google, empezó a cotizar en la Bolsa en agosto. En octubre apareció la primera versión de Ubuntu ( http://www.lanacion.com.ar/1736466 ) y unas semanas después, el 9 de noviembre, llegó Firefox 1.0. Aunque hubo ediciones preliminares desde septiembre de 2002, 2014 también resulta una efeméride destacable porque, a la vuelta de los años, el significado del navegador de software libre es tan importante como la de Facebook, además de que contribuyó a la existencia de la red social (y muchos otros servicios) al fomentar la innovación en la Web.

Aunque algunas de las tendencias que conducirían al escenario tecnológico actual ya estaban latentes, el mundo tecno se encontraba, en 2004, enteramente en manos de Microsoft. Su sistema operativo Windows, su suite de oficina MS-Office y su navegador Internet Explorer, con el que había ganado la primera guerra de los browsers contra Netscape, concentraban casi todo lo que hacíamos con una computadora, y hacíamos todo con una computadora.

Por eso, nadie se atrevía a enfrentar a la compañía fundada por Bill Gates. Apple era todavía muy pequeña, a pesar del fenomenal éxito que venía teniendo con el iPod; faltaban todavía 3 años para la llegada del taquillero iPhone, en el que empezarían a trabajar en 2005. Linux era exitoso en servidores, pero no en la PC. ¿Y el browser? Venía con Windows, no tenía sentido meterse en un territorio donde la lógica más elemental dictaba que no existía ninguna posibilidad de ganar. El único problema es que la falta de competencia estaba volviendo al navegador de Microsoft cada vez más lento y atrasado. El servicio más conspicuo de la Red había encallado.

En ese contexto, Firefox, de la Fundación Mozilla (la misma que hace el cliente de correo electrónico Thunderbird), salió a competir con el Internet Explorer. En el momento nadie dio dos centavos por Firefox. Otros habían intentado lo mismo (típicamente, Opera, que fue pionera en algunas funciones clave, como las pestañas), pero no habían logrado siquiera mellar la adamantina hegemonía de Microsoft.

Hoy, una década después, queda bien criticar a Mozilla y destacar el hecho de que Google hace rato que superó a Firefox en participación de mercado. Se deduce, de estos números, que Firefox fracasó. Observaciones malintencionadas, si no, además, superficiales.

Para empezar, Firefox salió airoso de su combate con el coloso Microsoft, lo que no es poco. A partir de 2009, y por primera en muchos años, el Internet Explorer perdió terreno y Firefox lo superó en participación de mercado.

Pero no disfrutó de su triunfo durante mucho tiempo. En 2008 Google había lanzado Chrome y entonces la Fundación Mozilla se vería envuelta en una nueva refriega. Con otro gigante.

Casi cualquier compañía carecería de la espalda financiera para soportar dos Midway seguidas. Que el navegador del zorrito se mantenga desde hace al menos un año y medio entre el 15 y el 20% de participación de mercado (este número depende de las fuentes) es un tributo a su fortaleza. ¿Perdió territorio? Sí, pero mucho menos que el que perdió Microsoft en su momento, y está batallando no con una pyme, sino con Google y Microsoft. A la vez, favor de anotar.

Pero hay algo mucho más importante: sin Firefox nunca hubiera existido Chrome. No porque compartan código, porque eso hoy es mutuo, sino porque Mozilla demostró tres cosas, aparte de que se podía hacer un navegador mejor que el Internet Explorer.

La primera, que Microsoft no era invencible. Google se atrevió a competir con su propio browser sólo cuando Firefox se puso cabeza a cabeza con el Internet Explorer. De hecho, el buscador venía madurando el proyecto de lanzar su propio navegador más o menos para la misma época en que nació la idea de Firefox. Pero no se animaron a colisionar contra Microsoft porque eran una empresa todavía muy pequeña. Mozilla, paradójicamente, ni siquiera era una empresa; era una organización sin fines de lucro compuesta por un puñado de entusiastas.

Dicho de otro modo, Google no sólo se ahorró el riesgo de chocar con Microsoft, sino que salió a pelearle el terreno cuando el Internet Explorer estaba muy desprestigiado. Por último le arrancó más o menos un 25% de mercado a una fundación sin fines de lucro, no a la compañía de software más poderosa del planeta.

La segunda cosa que demostró Firefox fue que el navegador no era una aplicación más, sino que mucho de lo que hacíamos con la computadora pasaría muy pronto por la Web.

Tercera, y fundamental, que el navegador y la Web mantenían una dinámica de mutua influencia. Un browser pobre (como el Internet Explorer 6, que regía en aquella época) limitaba la Web y frenaba su desarrollo.

Hoy la fundación Mozilla se encuentra de nuevo, como Sísifo, a fojas cero, batallando contra otro coloso que tiene en su puño demasiadas variables. Google controla la publicidad en la Web y Android y, mediante éste, tiene supremacía en los móviles. Sus aplicaciones (Gmail, Maps+Waze, Calendar, Docs, YouTube, etcétera) están, por lo tanto, en todas partes y para casi todos los usos, un poco como ocurría antes con los productos de Microsoft.

En total, insinuar que Firefox fracasó porque Chrome tiene entre el 45 y el 48% del mercado de los browsers es exactamente lo opuesto a la verdad. Chrome tiene esa posición de privilegio porque Firefox tuvo éxito en su contienda con Microsoft. Google habría encontrado mucho más difícil dominar la Web si el Internet Explorer hubiera continuado siendo dominante.

El foco en la privacidad

Para revisar estos 10 años y el futuro mediato, hablé en la semana con Chad Weiner y Gavin Sharp, de la Fundación Mozilla. Weiner es director de gestión de producto para el navegador, y Sharp, gerente de ingeniería del equipo de Firefox para computadoras de Escritorio.

-Bueno, así que acá estamos, después de 10 años de Firefox.

Chad Weiner:-Asombroso, ¿no? Pero mientras que muchas cosas han cambiado en estos 10 años, el núcleo de lo que hacemos sigue siendo el mismo. Diez años atrás, los usuarios se enfrentaban a una Web sometida al monocultivo, lo que estaba sofocando la innovación y la libertad. Firefox vino a rejuvenecer la Web, trayendo opciones y competencia.

-¿Cómo evalúan estos 10 años?

Gavin Sharp:-En retrospectiva, es claro que la Web de 2004 estaba en una situación muy diferente de la de hoy. Un solo navegador dominante, y las capacidades de la Web no eran ni cerca de lo que son hoy. Es claro que Firefox tuvo un impacto muy positivo en la Web y estamos muy orgullosos de eso.

-Y ahora se enfrentan a otro coloso.

GS:-Correcto. Los desafíos que la Web enfrenta hoy son muy diferentes.

-¿Cuáles son?

GS:-Cuando pensamos en lo que los usuarios de la Web necesitan hoy y cómo Mozilla y Firefox pueden ayudarlos, oímos unos pocos temas. Las personas quieren sentirse en control de sus vidas en línea, y la Web ha crecido tanto que pueden sentirse asustadas o intimidadas. En tanto que organización sin fines de lucro, Mozilla está en una posición única para darles prioridad a esas preocupaciones y construir productos que ayuden a la gente a resolver tales problemas.

-¿Qué tan fuerte es Mozilla para enfrentar a Google? Tienen seguramente las cicatrices y la experiencia, producto de la batalla con Microsoft, ¿pero es Google la misma clase de rival?

CW:-¡Ja! Tenemos las cicatrices, cierto, pero hemos aprendido mucho en estos años, incluso cómo hacer un mejor trabajo con nuestros competidores cuando eso beneficia a la Web y a los usuarios, y cuándo tomar una dirección diferente. Los competidores van y vienen, pero nuestro mensaje, que resuena con cientos de millones de usuarios en el mundo, sigue siendo el mismo: la Web es de todos nosotros, no la provincia de ninguna corporación.

-Mozilla tiene un acuerdo de negocios con Google, que vence en noviembre. ¿Es así?

CW:-Así es. Sin embargo, estamos en medio de negociaciones, por lo que no podemos hablar directamente de este tema.

-¿Cuántas personas trabajan para Firefox en Mozilla hoy?

CW:-Es difícil responder esa pregunta porque casi todo el mundo contribuye de algún modo con Firefox, pero diría que unos pocos cientos dedican la mayor parte del día a Firefox. Mozilla tiene unos 1000 empleados hoy, y por supuesto tenemos nuestra comunidad de voluntarios.

-¿Cuántos eran hace 10 años?

GS:-Me uní a Mozilla en 2007, y en esa época éramos menos de 100. En rigor, empecé a contribuir con Mozilla como voluntario en 2004, y el equipo era muy pequeño entonces, pero la comunidad era muy activa.

-Una de las críticas que se le hacen a Firefox (y, para el caso, a todos los navegadores) es que consumen demasiados recursos, especialmente RAM. ¿Por qué ocurre eso?

GS:-Diría dos cosas al respecto. Por un lado, estamos constantemente optimizando Firefox, y el trabajo de nuestros equipos de ingeniería para mantenerlo rápido y consumiendo menos recursos es asombroso. Estamos orgullosos de que Firefox esté primero en velocidad de ejecución de Javascript, y tenemos equipos enteros dedicados a resolver los problemas de uso de memoria.

“En segundo lugar, como dije antes, la Web de hoy no es comparable con la de 2004. Podés ejecutar juegos 3D, chatear, trabajar en equipo con tus colegas, y muchas cosas más que antes eran imposibles. Realmente estamos llevando al límite lo que la Web puede hacer, y eso requiere que se usen recursos para permitir esas experiencias.

-Como otras organizaciones, Mozilla llegó tarde a la revolución móvil. La respuesta ha sido Firefox OS. ¿Cuál es el estado de Firefox OS ahora?

CW:-¡Creciendo! Es bastante extraordinario ver cuán lejos ha llegado este producto en tan poco tiempo, y puedo decirte que tenemos metas ambiciosas para seguir avanzando e impactar a los nuevos usuarios de smartphones.

-Pero enfrentan un problema.

CW:-Oh, por supuesto, pero los usuarios enfrentan un problema también, y nosotros estamos posicionados para resolverlo.

-Me refiero a que tienen que convencer a los fabricantes de teléfonos de adoptar Firefox OS. ¿Cómo está esa situación?

CW:-Gavin y yo no somos expertos en Firefox OS, pero pienso que la demanda de los usuarios seguirá atrayendo partners a Firefox OS. Cuando las personas experimentan cómo es la vida fuera del jardín amurallado de los sistemas operativos dominantes [se refiere a Android y iOS], llevarán el mercado hacia la solución. [Los equipos disponibles con Firefox OS, aquí: https://www.mozilla.org/en-US/firefox/os/devices/ ]

-De qué se tratan Polaris y al asociación con el Proyecto Tor?

CW:-Gavin mencionó antes que los usuarios están más interesados en saber cómo controlar sus vidas online. Una de las formas en que esto se expresa es por un mayor interés en las funciones de privacidad, que han sido siempre uno de nuestros focos. Creemos que la privacidad es un derecho fundamental de las personas.

“Polaris es un programa diseñado para reunir a líderes de opinión dentro y fuera de Mozilla para reflexionar sobre cómo mejorar las características de privacidad de la Web y de Firefox.

“El trabajo que estamos haciendo con Tor ayudará a que esa red sea más ágil y más amigable de forma que pueda servir a más gente.

-Algunos piensan que la batalla por la privacidad está definitivamente perdida.

GS:-No estamos de acuerdo con eso. Como te dije, creemos que la fundación Mozilla es especialmente adecuada para ayudar a resolver esta clase de problemas al poner al usuario primero, y creemos que asociándonos con otros grupos que comparten valores similares ampliarán nuestra capacidad de resolver esos asuntos. .

 

Anuncios