¿Es ésta la nueva forma de interactuar con el PC?

Posted on 6 de noviembre de 2014

0


¿Es ésta la nueva forma de interactuar con el PC? 

 

Con Información de Expansión

 

¿Es ésta la nueva forma de interactuar con el PC?

¿Es ésta la nueva forma de interactuar con el PC?

 

Los cambios significativos en la forma de interactuar con los ordenadores se pueden contar con los dedos de la mano. En el principio los ordenadores leían las primitivas instrucciones a partir de tarjetas perforadas, programas codificados en puntos de un papel que había que insertar en un lector. La llegada de la pantalla y el teclado dio paso a la línea de comando. Ya no era necesario utilizar un elemento físico cada vez que se quería ejecutar una instrucción.

En la década de los 80 se dio un nuevo salto, tal vez el más significativo. Llegaron las interfaces gráficas y el ratón como método de control. El PC dejó de ser un dispositivo complejo, destinado a departamentos de contabilidad o centros de investigación. Se transformó en una herramienta creativa para el hogar.

El siguiente paso fue prescindir del propio ratón y el puntero. La historia de la informática de la última década se puede resumir en la miniaturización y el triunfo de las interfaces táctiles y gestuales. ¿Qué será lo próximo? Una tendencia está clara. Con plataformas cada vez más personales como el portátil, el smartphone o la tableta, al ordenador de sobremesa hay que buscarle un nuevo trabajo y HP, que cree haber dado con el siguiente salto evolutivo en la forma de relacionarnos con la informática, piensa que es el vehículo perfecto para ensayar el futuro que viene.

Una nueva tendencia

El extraño ordenador que acompaña a estas líneas se llama Sprout. Es un equipo «todo en uno» con una gran pantalla táctil de 23 pulgadas. Hasta aquí es posible confundirlo con muchos de los «todo en uno» que llegan al mercado este año. Lo que lo hace único es esa especie de lámpara que asoma en la parte superior de la pantalla. Es un módulo que alberga un proyector y dos cámaras, una capaz de ver la profundidad de los objetos (parecida a la tecnología que utiliza el accesorio de control gestual Kinect en Xbox) y otra de alta definición.

Sprout es capaz de proyectar imágenes y documentos sobre una superficie especial, una alfombrilla de grandes dimensiones sensible al tacto, como la pantalla de las tabletas. Gracias a las cámaras reconoce los objetos y la interacción del usuario sobre el documento. La combinación de estos elementos abre el camino a nuevas formas de trabajo. Es posible dibujar sobre un folio, por ejemplo, y que el ordenador reconozca el dibujo y lo digitalice al instante. Se pueden añadir réplicas virtuales de objetos reales a un dibujo o diseño, por ejemplo, con sólo apoyarlos sobre la proyección del archivo donde se trabaja.

El equipo, que está ya a la venta en EE.UU. por un precio cercano a los 1500 euros, puede utilizarse de forma convencional, con un teclado y un ratón -e incluso a través de la pantalla táctil- pero los usuarios pueden invocar también un teclado virtual sobre la alfombrilla táctil y usarlo para introducir texto. La superficie reconoce ademas múltiples puntos de presión y gestos realizados sobre ella. Para ampliar una imagen proyectada, por ejemplo, basta con pellizcar, como hacemos hoy en día en teléfonos y tabletas.

Trabajar con él recuerda a trabajar sobre un collage físico, donde los diferentes elementos pueden reordenarse, pero con la ventaja de utilizar copias digitales que pueden cambiar de tamaño o de texturas y propiedades con facilidad. No en vano, HP denomina a este tipo de interfaz como «realidad mezclada». Para la compañía, el mayor obstáculo, ahora, es ganarse el apoyo de los desarrolladores y conseguir que creen aplicaciones capaz de sacar partido al nuevo sistema de control.

Multijet Fusion

Como la cámara cenital es capaz de capturar información de profundidad, Sprout funciona también como un escáner tridimensional. Aquí es donde HP ha conseguido enlazar Sprout con otro campo de gran crecimiento, el de la impresión en 3D. La compañía ha lanzado el nuevo sobremesa junto a una novedosa tecnología de impresión bautizada como Multijet Fusion. De momento, HP solo tiene prototipos enfocados al mercado empresarial e industrial, pero esta tecnología podría llegar a estar implantada en las impresoras 3D destinadas al hogar durante la próxima década.

Multijet Fusion sigue el mismo esquema de impresión en 3D que otros sistemas aditivos, colocando capa tras capa de material hasta formar el objeto físico. La diferencia es que entre capa y capa, HP utiliza inyectores similares a los de sus impresoras de tinta para añadir un material fusor o un disolvente que, además, puede servir para colorear el objeto. El resultado es un objeto 3D de mucho más detalle y resistencia que los que ahora se consiguen con las técnicas de impresión 3D convencionales y que además puede estar coloreado y listo para su presentación o uso nada más salir de la impresora.