El próximo reto de Internet de las Cosas, preservar la seguridad

Posted on 23 de septiembre de 2014

0


El próximo reto de Internet de las Cosas, preservar la seguridad

 

Dos de los dispositivos de almacenaje conectados a la red pirateados se registraron un total de 14 vías de hackeo posibles entre ambos

 

Con información de blogthinkbig.com

El próximo reto de Internet de las Cosas, preservar la seguridad

El próximo reto de Internet de las Cosas, preservar la seguridad

Nadie duda de las ventajas que supone la interconexión digital de objetos cotidianos a Internet en determinados ámbitos de nuestro entorno, ya sea doméstico o laboral. Pero conectar un electrodoméstico a la red wifi de tu hogar conlleva riesgos intrínsecos de los que no somos plenamente conscientes, tal y como ha demostrado un experto en seguridad de Kaspersky Lab en un informe, donde asegura que actualmente piratear el Internet de las Cosas en el hogar resulta de lo más sencillo.

David Jacoby, el autor del estudio, hace hincapié en extender la seguridad de los portátiles y PCs de sobremesa, ahora también al ámbito de los electrodomésticos conectados a la red doméstica. La prueba está en que la gran mayoría de electrodomésticos como televisoresreproductores e impresoras carecen de ningún tipo de medida de seguridad frente a la posible infección por virus a través de la red.

Para demostrar la vulnerabilidad del Internet de las Cosas, Jacoby está elaborando un informe público donde denuncia este grave problema de seguridad, a partir de su experiencia pirateando varios dispositivos de uso cotidiano conectados a su propia red doméstica. Aunque por el momento no ha trascendido marcas, modelos ni tipo de dispositivos pirateados, lo cierto es que ha elaborado una lista de vulnerabilidades para remitirla a cada uno de los fabricantes con el propósito de que tomen cartas en el asunto y subsanen los fallos de seguridad.

Del informe que se publicará en breve solo ha trascendido algunos detalles relevantes como el hecho de que su Smart TV no utilizaba ningún tipo de encriptado para conectarse a Internet, dejando a merced de los amantes de lo ajeno datos como los pagos realizados para el alquiler de películas, entre otros.

Pero las vulnerabilidades más flagrantes se detectaron en dos dispositivos de almacenaje conectados a la red, con un total de 14 vías de hackeo entre ambos. De las cuales destaca la función de actualización de software del fabricante a través de Internet y la vulnerabilidad de la contraseña de administrador por defecto para hacerse con el control del aparato, que en este caso se limitaba al dígito “1”.

Aunque actualmente los casos de hackeo de electrodomésticos son insignificantes, los recientes escándalos por robos de fotos íntimas almacenadas en la nube, pone de manifiesto que las cuestiones relacionadas con la seguridad y la intimidad de los usuarios en Internet es uno de los desafíos tecnológicos más importantes de los próximos años.

Una cuestión que se complica exponencialmente con el incremento de los 10.000 millones de dispositivos conectados actualmente en hogares y oficinas, hasta alcanzar la vertiginosa cifra de los 50.000 millones en 2020, según datos de Cisco. Queda claro que el próximo reto de Internet de las Cosas será preservar la seguridad de la intimidad de sus usuarios.