Gmail reconocerá direcciones de correo con acentos o caracteres no latinos

Posted on 4 de agosto de 2014

0


Gmail reconocerá direcciones de correo con acentos o caracteres no latinos

Con información de El País

 

Gmail reconocerá direcciones de correo con acentos o caracteres no latinos

Gmail reconocerá direcciones de correo con acentos o caracteres no latinos

Gmail quiere convertirse en un correo electrónico más global y ha dado otro paso más para conseguirlo: a partir de ahora Gmail direcciones de correo electrónico que contienen caracteres acentuados o caracteres no latinos y ha prometido que Google Calender lo hará “en breve”. Esto significa que los usuarios de Gmail pueden enviar y recibir correos electrónicos a direcciones con este tipo de caracteres sin problema.

Google parece estar adoptando lentamente el estándar creado por el Grupo de Tareas de Ingeniería de Internet (IETF) en 2012. Este estándar dice que “el pleno uso de correo electrónico en todo el mundo requiere que (sujeto a otras limitaciones) las personas sean capaces de utilizar variaciones de sus propios nombres (escritos correctamente en sus propias lenguas y escrituras) como nombres de buzón de direcciones de correo electrónico”.

Google también planea hacer posible que sus usuarios utilicen estos caracteres para crear cuentas de Gmail, pero no ha dicho cuándo sería posible. El pensamiento de Google es muy simple. La empresa argumenta que la internacionalización de las direcciones de correo electrónico es necesaria para poder incluir a todas las personas del planeta.

“Menos de la mitad de la población mundial tiene una lengua materna que utiliza el alfabeto latino. Y hay incluso menos personas que utilizan sólo las letras A-Z. Así que si su nombre (o el de su mascota favorita) contiene caracteres acentuados (como “José Ramón”) o se escribe en otro alfabeto como el chino o el devanagari, tus opciones de direcciones de correo electrónico son limitadas”, dice Google.

Gmail es lo suficientemente popular como para conseguir que este estándar se vaya imponiendo en Internet, pero habrá que ver el resultado. Para que esta norma se convierta en realidad, todos los proveedores de correo electrónico y todos los sitios web que le pidan al usuario su dirección de correo electrónico deberían aceptar las reglas del juego.