Hay que olvidarse de la nube: el futuro de Internet pasa por la niebla

Posted on 21 de mayo de 2014

0


Hay que olvidarse de la nube: el futuro de Internet pasa por la niebla

Adaptación Alnahir Álvarez // alnahi.alvarez@ip-network.net

 

Hay que olvidarse de la nube: el futuro de Internet pasa por la niebla

Hay que olvidarse de la nube: el futuro de Internet pasa por la niebla

 

La nube se ha coronado en los últimos años como el recurso indispensable de empresas y usuarios, donde disponer en todo momento de datos y coordinar trabajos en tiempo real es clave, sin embargo, su éxito puede estar condenado por el ancho de banda.

Y es que la velocidad de la conexión móvil se antoja un problema cuando la dependencia con la nube es cada vez mayor al tiempo que el trabajo con dispositivos móviles como <i<tablets<>y smartphones también va creciendo en el aspecto laboral. ¿Qué hacer ante la insuficiencia de la nube? emplear la niebla.</i<tablets<>

Pero, ¿qué es la niebla? Aunque la idea que desarrolla ambos sistemas es parecida, el concepto es completamente diferente.

El concepto de la nube recuerda a un sistema de conexión puntual que se hace con los equipos a través de Internet, hasta llegar a una carpeta imaginaria que está lejana en un lugar remoto. Sin embargo, la clave de la niebla es conectar todos los dispositivos inteligentes que el usuario tenga a mano para, a través de éstos, formar un sistema de computación que permita  la edición y acceso a documentos de forma coordinada y online, sin necesidad de depender de una rápida conexión móvil para conectar con la nube.

Así, la niebla es un sistema creado por pequeños centros de datos que están a mano, a través de pequeños routers domésticos, que servirían como punto intermedio de la conexión entre servicios directamente en la nube o creando al mismo tiempo redes más asequibles de acceso, ya que la idea es que los usuarios gocen de una rápida conexión con dispositivos móviles por su proximidad a éstos.

“La niebla proporciona datos, computación, almacenamiento y servicios de aplicaciones a los usuarios finales. Las características distintivas de niebla son su proximidad a una densa distribución geográfica, así como su apoyo a la movilidad de los usuarios finales. Los servicios están alojados en el borde de la red o incluso dispositivos finales, como puntos de acceso”, explica Cisco sobre este nuevo sistema que serviría para tener acceso en todo momento a la computación móvil, pero sin la necesidad de que vaya al ‘más allá’ de la nube, recoge el Wall Street Journal

Lo cierto es que estos puntos de acceso de computación más próxima estarían basados en su colocación geográfica en sitios claves y vendría también a impulsar la función práctica del Big Data y el Internet de las cosas. La colocación de routers en elementos comunes como lavadoras, frigoríficos o motores, permitiría una aplicación mayor para desarrollar nuevos sistemas en coches o casas conectadas.

 

La niebla proporciona datos, computación, almacenamiento y servicios de aplicaciones a los usuarios finales. Las características distintivas de niebla son su proximidad a una densa distribución geográfica, así como su apoyo a la movilidad de los usuarios finales. Los servicios están alojados en el borde de la red o incluso dispositivos finales, como puntos de acceso

La niebla proporciona datos, computación, almacenamiento y servicios de aplicaciones a los usuarios finales. Las características distintivas de niebla son su proximidad a una densa distribución geográfica, así como su apoyo a la movilidad de los usuarios finales. Los servicios están alojados en el borde de la red o incluso dispositivos finales, como puntos de acceso